March 09, 2018

La mujer del sol - Nahui Olin

«Nahui se asume sexualmente en un país de timoratos y de hipocritones. Su gusto por los hombres no la avergüenza, al contrario, su tez blanca, sus inmensos, inquietantes ojos verdiazul, sus caireles la hacen parecer un ángel prestado a la tierra. Es una hada, es champagne espumante, es un Botticelli oloroso a nardos, a jazmines, a azucenas. En realidad, tras la apariencia sobrenatural acecha una corriente magnética, la descarga de un pelotón de fusileros, la luz de cien faroles de una noche de ronda.

Esta mujer es magnifica y ansiosa, esta mujer luminiscente no busca ser virginal ni frágil, lo que le urge son las llamadas “malas intenciones”. ¡Qué bueno que no sea discreta, qué bueno que sus sueños lúbricos atraviesen sus pupilas, qué bueno que la desnudez de su cuerpo se ajuste al aire, a la luz! Nahui quiere que el universo entero la posea, ronronear cariñosamente dentro de una montaña y asumir las miradas de la humanidad entera. Lo único que les pide a los hombres es que sepan poseer gozando. Explota como los volcanes, ruge grita y la lava desciende en cataratas, burbujeante, retorciéndose, incontenible, quemando las calles. Es tan abundante que sube hasta las azoteas»
— fragmento "La pasión según Nahui Olin", Elena Poniatowska.


@PrimerMovimiento
Interesante la conversación hoy en @PrimerMovimiento, los libros:
  • La mujer del sol, Adriana Malvido
  • Nahui Olin, sin principio ni fin. Vida, obra y varia invención, Patricia Rosas Lopátegui
Mujer fuera de tiempo, así.


–Como la vida es monótona, nada me cautiva, todo me aburre.–Soy una víctima de la necesidad de amar y de comprender esa prisión que es este mundo. Ese suplicio se debe a que nada me es suficiente. He amado tanto que todas mis fuerzas se han agotado; ya no tengo amigos: mis intimidades son demasiado secretas para que alguien las penetre. Todo me es indiferente; no ambiciono nada, ni siquiera la muerte.
La vida bajo la sensación del vacío, Nahui Olin.

Hot Stuff

- En honor a Donna Summer, ¡para esas nochecitas de calor!