March 27, 2018

El único afrodisíaco

Es necesario anunciar ahora, a pecho abierto y antes que el lector siga perdiendo su tiempo en estas páginas, que el único afrodisíaco verdaderamente infalible es el amor.

Nada logra detener la pasión encendida de dos personas enamoradas. En ese caso no importan los achaques de la existencia, el furor de los años, la torpeza física o la mezquindad de oportunidades, los amantes se las arreglan para amarse porque por definición ése es su destino.

Pero el amor, como la suerte, llega cuando no lo llaman.

Nos instala en la confusión y se esfuma como niebla cuando intentamos retenerlo. Desde el punto de vista de su valor estimulante es, por lo tanto, lujo de unos cuantos afortunados, pero inalcanzable para quienes no han sido heridos por su dardo.

-
De esos libros que guardas con recelo, que buscas para leer nuevamente y que al vaiven del tiempo, sobreviven, viven y se acomodan en el corazón. «Afrodita» fragmento de Isabel Allende.

The War of the Worlds - Original drawings, 1906

Original drawings from the 1906 edition of H.G. Wells’ “The War of the Worlds”, illustrated by Brazilian artist Henrique Alvim Corrêa pic.tw...