January 22, 2018

Y con la risa, paz

Que tus días venideros estén salpicados de risa
y con la risa, paz.

Que todo tu ser pueda saltar adelante con frescura.
Que encuentres tiempo para reír tontamente y danzar y saltar,
y mirar la caída del sol.

Cuando despiertes, pregúntate en voz alta
acerca de los rayos del sol, acerca del oscurecerse
de la mañana, acerca de la neblina sobre las colinas,
acerca de tus bebés al fondo del pasillo,
acerca de la vecina y su perro.

Pregunta a las estrellas; pregunta y pregunta por qué
has sido tan bendecido y por qué es que te encuentras
entre aquellos de la tierra que poseen
más aire que el asignado para respirar.

Pregunta por qué maúlla el gato y por qué
el perro menea su cola.

Pregunta y pregunta por qué cae el rocío
de noche y acerca de la fugaz mirada de la ardilla.

Haz que la risa cobre vida en tu hogar.

Y cuando acaricies a alguien, haz que esa caricia
sea de verdad, quiero decir, de verdad, amigo mío.

Camina suavemente sobre la tierra blanda, y cuando
camines sobre la roca desnuda, pisa fuerte, esta
vida es preciosa.

Que tu año solamente siga a través de un sendero despejado, y por favor, cuando camines
Permite que sea con Dios, mi amor, que sea con Dios.

- La bendición, Patricia Jabbeh Wesley

La rutina de conducir viene acompañada de encender la radio, siempre entre dos estaciones: Primer Movimiento y UAM Radio por las secciones que despiertan mi día a día como #PoesíaNecesaria, #RadioTeatros y #UAMRadioNiños.

Hoy (como muchos otros días) este poema de Jabbeh Wesley, es algo que quiero dejar presente aquí y compartirlo, a quien decida así tomarlo como propio.

.

Hot Stuff

- En honor a Donna Summer, ¡para esas nochecitas de calor!