February 23, 2018

Cuando se decide cambiar de suerte

Poco a poco, me siento invadido por una mezcla de emociones sin poder distinguir si ese nudo en la garganta se debe al gusto que me causa el volver a mi patria después de tanto tiempo, o bien porque, antes siquiera de partir, he comenzado ya a extrañar el país que tan generoso ha sido conmigo. Quizá sean ambas cosas o simplemente el cansancio que se abre paso al cumplirse un anhelo largamente acariciado que se ha procurado con tenacidad y múltiples esfuerzos.

¿Cuántas olas habrán acariciado la playa de Loctudy desde que viese por última vez el faro de mi puerto natal?

February 19, 2018

Con amor, libertad y justicia.

«A todas horas, preocúpate resueltamente, de hacer lo que tienes entre manos con puntual y no fingida gravedad; con amor, libertad y justicia.
Y conseguirás tu propósito, si ejecutas cada acción como si se tratara de la última de tu vida, desprovista de toda irreflexión, de toda aversión apasionada que te aleje del dominio de la razón, de toda hipocresía, egoísmo y despecho en lo relacionado con el destino.»»

— Meditaciones, Marco Aurelio.

February 16, 2018

Hermosísima Lettie Hatter

Agua caliente en el baño, Calcifer - se quedó pensativo en la puerta del baño un momento - . Sophie, ¿por casualidad no habrá ordenado el estante de conjuros de aquí dentro?

Sophie se sintió más tonta que nunca. Por nada del mundo hubiera admitido que había rebuscado en todos aquellos paquetes y tarros buscando pedazos de jovencitas.

- No he tocado nada - contestó virtuosamente mientras se dirigía a buscar la sartén.

- Espero que sea verdad - le dijo Michael inquieto cuando la puerta del baño se cerró de golpe.

Mientras Sophie preparaba la cena, se oía el correr y gotear del agua en el cuarto baño.

- Está usando mucha agua caliente - dijo Calcifer desde debajo de la sartén - . Creo que se está pintando el pelo. Espero que no hayas tocado los conjuros del pelo. Para tratarse de un hombre normal y corriente con el pelo color barro, es muy vanidoso.


February 09, 2018

La cocina

Creo que la cocina es el lugar del mundo que más me gusta. En la cocina, no importa de quien ni cómo sea, o en cualquier sitio donde se haga comida, no sufro. Si es posible, prefiero que sea funcional y que esté muy usada. Con los trapos secos y limpios, y los azulejos blancos y brillantes.

Incluso las cocinas sucísimas me encantan.

Aunque haya restos de verduras por el suelo y esté tan sucio que la suela de las zapatillas quede ennegrecida, si la cocina es muy grande, me gusta. Si allí se yergue una nevera enorme, llena de comida como para pasar un invierno, me gusta apoyarme en su puerta plateada. Cuando levanto los ojos de la cocina de gas grasienta y del cuchillo oxidado, en la ventana brillan estrellas solitarias.

Sólo estamos la cocina y yo. Pero creo que es mejor que pensar que en este mundo estoy yo sola.

February 02, 2018

La voz de una mujer

La melodía me resultó familiar, pero no acerté a reconocerla. La música provenía de la vivienda. Seguí su rastro hipnótico. Láminas de luz vaporosa se filtraban desde la puerta entreabierta de una galería de cristal. Reconocí los ojos del gato, fijos en mí desde el alféizar de un ventanal del primer piso. Me aproximé hasta la galería iluminada de la que manaba aquel sonido indescriptible. La voz de una mujer.

El halo tenue de cien velas parpadeaba en el interior. El brillo descubría la trompa dorada de un viejo gramófono en el que giraba un disco. Sin pensar en lo que descansaba el artilugio distinguí un objeto brillante y esférico. Era un reloj de bolsillo. Lo tomé y lo examiné a la luz de las velas. Las agujas estaban paradas y la esfera astillada. Me pareció de oro y tan viejo como la casa en la que me encontraba. Un poco más allá había un gran butacón, de espaldas a mí, frente a una chimenea sobre la cual pude apreciar un retrato al óleo de una mujer vestida de blanco. Sus grandes ojos grises, tristes y sin fondo, presidían la sala.

January 26, 2018

¿Qué desea una mujer...?

Constanza estaba a punto de cumplir trece años cuando Merlín los visitó. El rey mandó preparar en su honor una fiesta. Era el mes de mayo y el jardín estaba lleno de aromas nuevos. Esa noche, se veía el cielo estrellado como un libro con letras de plata. Un libro donde estaban escritos los secretos de la naturaleza. El rey Dinis cantaba muy bien, y había compuesto hermosas canciones de amor Pensando en su esposa fallecida, y todos le animaron a cantar.

Lo hizo con palabras llenas de belleza y melancolía, y casi todas las jóvenes dámas y sus doncellas terminaron llorando: para distraerlas de su pena, Merlín les conto la historia del Rey Arturo y el Caballero Verde. Se enfrentaron en un duelo y el caballero consiguio vencer al rey. Pero en vez de darle muerte le ofreció perdonarle la vida. A cambio, y en un plazo no superior a un año, debía llevarle la respuesta a una pregunta que le obsesionaba:

- «¿qué desea una mujer?»

January 22, 2018

Y con la risa, paz

Que tus días venideros estén salpicados de risa
y con la risa, paz.

Que todo tu ser pueda saltar adelante con frescura.
Que encuentres tiempo para reír tontamente y danzar y saltar,
y mirar la caída del sol.

Cuando despiertes, pregúntate en voz alta
acerca de los rayos del sol, acerca del oscurecerse
de la mañana, acerca de la neblina sobre las colinas,
acerca de tus bebés al fondo del pasillo,
acerca de la vecina y su perro.

Pregunta a las estrellas; pregunta y pregunta por qué
has sido tan bendecido y por qué es que te encuentras
entre aquellos de la tierra que poseen
más aire que el asignado para respirar.

Pregunta por qué maúlla el gato y por qué
el perro menea su cola.

Pregunta y pregunta por qué cae el rocío
de noche y acerca de la fugaz mirada de la ardilla.

Haz que la risa cobre vida en tu hogar.

Y cuando acaricies a alguien, haz que esa caricia
sea de verdad, quiero decir, de verdad, amigo mío.

Camina suavemente sobre la tierra blanda, y cuando
camines sobre la roca desnuda, pisa fuerte, esta
vida es preciosa.

Que tu año solamente siga a través de un sendero despejado, y por favor, cuando camines
Permite que sea con Dios, mi amor, que sea con Dios.

- La bendición, Patricia Jabbeh Wesley

La rutina de conducir viene acompañada de encender la radio, siempre entre dos estaciones: Primer Movimiento y UAM Radio por las secciones que despiertan mi día a día como #PoesíaNecesaria, #RadioTeatros y #UAMRadioNiños.

Hoy (como muchos otros días) este poema de Jabbeh Wesley, es algo que quiero dejar presente aquí y compartirlo, a quien decida así tomarlo como propio.

.

Cuando se decide cambiar de suerte

Poco a poco, me siento invadido por una mezcla de emociones sin poder distinguir si ese nudo en la garganta se debe al gusto que me causa ...